Un año más y ,como no podía dejar de ser costumbre entre nuestros judokas, hemos participado en Judolandia ; el evento de la Federación Madrileña de Judo . Hace más de una década que comenzamos esta sana costumbre navideña. Y aunque mucho ha cambiado desde las primeras ediciones, donde cada colegio preparaba su propia demostración de Judo y la presentaba ante el público, la esencia de esta fiesta judoka sigue intacta.

Judolandia trata de divulgar valores tan importantes en el Judo como el respeto a uno mismo, al compañero, al lugar de entrenamiento y a los maestros. La disciplina para realizar las complejas técnicas de Judo ; las cuales requieren de rapidez y explosividad en su ejecución, equilibrio, buscar el timing adecuado y combinar cadenas cinéticas que implican coordinar el movimiento de todos los grandes grupos musculares en un solo movimiento.

La complejidad de el Judo hace que los alumnos se vean obligados a esforzarse y ser constantes en sus entrenamientos. Siendo esto muy diferente a la cultura de la satisfacción inmediata , que tan presente se encuentra actualmente. Por otro lado esta curva de aprendizaje permite a nuestros judokas, no solo progresar en este deporte, sino también tener la satisfacción y el refuerzo de haber conseguido, a base de su esfuerzo y espíritu de superación , realizar correctamente técnicas en las que antes han fallado. Pudiendo medir así su progresión. Y cuando esto sucede suele ir acompañado de una gran sonrisa y de un : ¡ Profe ! ¡¡ Me ha salido !!

En esta edición la temática fue la cultura japonesa, país de origen del Judo. Y aunque este deporte olímpico se ha hecho  internacional y es un bien cultural compartido por numerosos países, entre los que se incluye España. No hay país culturalmente más representativo en cuanto al contraste entre lo nuevo y tradicional que Japón. Sin duda este es el camino que está siguiendo el Judo actualmente. Por un lado se preservan los valores, el esfuerzo y la tradición que tanto le han aportado ; y por otro se combina con la vanguardia de la física, la biomecánica, la psicología deportiva, la medicina y las ciencias del deporte aplicadas a las progresiones deportivas y los nuevos métodos de entrenamiento.

¿ Y qué hay del Judo en la educación ?  La pedagogía del Judo se basa, o por lo menos así lo aplicamos nosotros, en una enseñanza continua y sin presión. En respetar los tiempos de aprendizaje de cada alumno y siempre en el refuerzo positivo. En felicitar al alumno cuando ejecuta una técnica bien, pero también en animarle y felicitarle, aún cuando no le sale una llave o pierde un combate. Porque a la larga el mejor motor de enseñanza es la diversión. Y… ¿Qué hay más divertido  que saltar y hacer volteretas sobre colchonetas después del cole ?  

Categorías: General

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.